logo_negro  
 
 
inicio face
   
esquina1
esquina2
 
Madame  
RETRATO DE UN ENIGMA: MADAME CLOCHÉ

Los locos años 20 surgieron para olvidar la tragedia de la primera guerra mundial, reinventar un mundo nuevo y reconciliarse con la alegría. Una mujer se ve inmersa en un misterioso Déjà Vu desde que, hace años, descubre la instalación de una fotógrafa que recreaba la atmósfera estética de los años 20. Los retratos de la década feliz con sus hermosos sombreros, le causan una extraña fascinación. Pero la guerra acude a su pensamiento como un terrible presagio. Presiente que estas  imágenes turbadoras le están gritando algún secreto que ella debiera descifrar. Por eso, inspirada por los sombreros y retratos de la época, emprende una búsqueda para hallar la respuesta al poderoso enigma que tanto le inquieta.

   
         
Conejo
 
EL CONEJO PREGUNTÓN Y LA MAR SALADA

Una titiritera se presenta acompañada de una añosa cesta, que encontró abandonada en una estación de tren, y del cofre de un viejo marinero. Asegura que los objetos antiguos, si sabemos escucharlos, siempre encierran muchas historias y alguna sorpresa. Sus palabras son sabias y ciertas, porque si observamos atentamente, veremos como de estos viejos objetos -la cesta y el cofre- surgen de forma sorprendente multitud de personajes que dan vida a dos fábulas tradicionales diferentes: "El Conejo preguntón" y "La Mar salada”. Dos cuentos dramatizados a través de los títeres y la manipulación de objetos, que llenando de dinamismo y de fantasía la narración, pretenden emocionar e implicar a un público de todas las edades.

 
         
Pollito
 
MEDIO POLLITO Y LA MATA DE ALBAHACA

Una titiritera con su vieja maleta repleta de sorpresas, nos narra dos cuentos tradicionales diferentes: "Medio Pollito" y "la mata de albahaca" Los personajes de las fábulas, que aguardan impacientes en la maleta, surgen de forma inesperada y cobran vida independiente llenando de fantasía y de dinamismo la narración. Cuentos dramatizados a través de los títeres y la manipulación de objetos, con el único objetivo de emocionar e implicar a los pequeños.

 

 

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::